ACTIVIDADES DE LECTURA Y ESCRITURA

Líneas Generales

El Proceso de Adquisición de la Lectura y la Escritura es un planteamiento relativamente nuevo, frente a métodos en los que se da una secuencia ordenada de pasos.

La lectoescritura tiene una función comunicativa y social, así que no es posible descontextualizar su aprendizaje, reduciéndolo únicamente a asociaciones fonéticas. En el mundo donde se desenvuelve el niño, las letras no aparecen en un orden preestablecido, sino que se encuentran en diferentes frecuencias, estilos y tipografías. Además de que puede encontrarlas en sitios tan variados como en carteles, envases y libros.

En esta interacción con el mundo, el niño va adquiriendo conocimientos de su lengua materna e información de su escritura. Incluso él mismo puede propiciar situaciones didácticas que le permiten construir aprendizajes significativos.

LECTURA

Es fundamental proporcionar al niño materiales variados con el fin de que conozca los diferentes portadores del texto y pueda acudir a ellos  cuando tenga un propósito específico y también para que se familiarice con los diferentes estilos literarios.

Actividades de lectura que se sugieren:

–        Seguir la lectura de cuentos hecha por el adulto.

–        Hacer intentos de lectura en diversos textos.

–        Anticipar el contenido de un texto.

–        Marcar la diferencia entre hablar y leer.

–        Presenciar y participar en actos de lectura.

–        Buscar información en un párrafo.

–        Visitar una Biblioteca pública para obtener préstamos de libros.

–        Relacionar las imágenes con el texto.

–        Leer cuentos.

–        Inventar cuentos.

–        Modificar cuentos.

–        Escenificar cuentos.

–        Seguir instrucciones escritas para encontrar un objeto perdido.

–        Desmontar párrafos.

ESCRITURA

Se puede escribir acerca de lo que se lee y sobre las actividades cotidianas, así se le da confianza sobre las posibilidades del manejo de la lengua y se propicia el uso social de la misma. Independientemente de que el niño no escriba convencionalmente todavía, debe permitírsele que escriba como él pueda.

Actividades de escritura que se sugieren

–        Hacer intentos de escritura.

–        Comparar listas de palabras cortas y largas.

–        Trabajar con el nombre propio. Esta es una buena oportunidad de que a partir de algo tan significativo como su nombre, el niño empiece a descubrir las partes que lo constituyen.

–        Buscar palabras en un texto que empiecen igual que su nombre propio. Con esto se pretende que el niño descubra que a sonidos iguales, corresponden escrituras iguales.

–        Escribir acerca de sí mismo.

–        Elaborar dictados de palabras.

–        Coleccionar palabras que empiecen con la misma letra.

–        Jugar al ahorcado, crucigramas, adivinar palabras tapadas a la mitad.

–        Completar oraciones con palabras que falten.

–        Etiquetar electrodomésticos y muebles de la casa.

–        Inventar canciones, corridos, rimas.

–        Registrar noticias.

–        Redactar anuncios cambiando el mensaje original.

–        Cartas, recados, etc.

¿EN QUÉ MOMENTO SE ENSEÑAN LAS LETRAS?

Al analizar su nombre, producir textos, completar palabras, comparar diferentes portadores de texto, los niños van reconociendo por sí mismos la estabilidad de la escritura y con esto están aprendiendo las letras.

El aprendizaje de la lectoescritura requiere de actividades cognitivas e intelectuales múltiples, no únicamente motrices o memorísticas. Por lo tanto el uso de planas para aprender las letras no es necesario ni se recomienda.

Anuncios